Costillar de cordero asado, una receta del chef Dani Lechuga

Costillar de cordero asado, receta del chef Dani Lechuga publicada en La cocina de la carne y en la web de SUCARN

Prepara un delicioso “costillar de cordero asado” en 5 fáciles pasos

Te proponemos la receta del chef Dani Lechuga: “costillar de cordero asado” para que elabores un plato excelente en 5 sencillos pasos. Toma nota de lo que necesitas:
INGREDIENTES

2 COSTILLARES DE CORDERO

40 g DE MANTEQUILLA

40 ml DE ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

SAL

PIMIENTA

 

ELABORACIÓN
  1. Cortar cada costillar en 2 trozos.
  2. Poner un poco de aceite de oliva en una sartén al fuego y dorar los costillares.
  3. Después colocar el costillar al horno, previamente calentado, a 180ºC durante 8 minutos.
  4. Preparar la guarnición.
  5. Servir medio costillar en cada plato y regarlo con jugo de cordero o cualquier otro jugo de carne. Acompañar con la guarnición.
Y ahora… ¿Te atreves a salir de tu zona de confort? ¡Lánzate con una guarnición diferente!
Si quieres probar algo nuevo, y no poner el típico acompañamiento de patatas o verduras, te sugerimos que prepares esta guarnición de melocotón para redondear el plato con un toque distinto y salir de tu zona de confort.

 

INGREDIENTES

2 Melocotones

40 g de mantequilla

100 ml de licor de melocotón

40 ml de aceite de oliva virgen extra

Sal

 

ELABORACIÓN
  • Pelar los melocotones y cortarlos en 6 trozos.
  • Saltearlos en una sartén durante 2 minutos con la mantequilla y el licor de melocotón.
  • Sacar de la sartén y reservar.
  • Una vez esté listo y emplatado el costillar, colocar 3 trozos de melocotón en cada plato.

Ya lo tienes, ¡una verdadera delicia! ¡Te asombrará lo rico que te ha quedado!

Desde Sucarn agradecemos, como siempre, al chef Dani Lechuga la gentileza de compartir con nosotros esta receta, incluida en su libro La cocina de la carne. Dani Lechuga está actualmente al frente de los fogones de Bardeni-Caldeni, el Meatbar (Barcelona), su último proyecto gastrónomico. Un restaurante con producto excelente ¡y un ambiente nada encorsetado!