Pies de cerdo con langostinos, receta del chef Dani Lechuga

receta-chef-dani-lechuga-para-sucarn-especialistas-en-carnes
Te proponemos una receta de pies de cerdo con langostinos del chef Dani Lechuga. Suena apetecible, ¿verdad? Pues si sigues los sencillos pasos de la receta, ¡te quedará para chuparse los dedos! Toma nota de los ingredientes necesarios y ¡lánzate a cocinar!

INGREDIENTES

  • 6 pies de cerdo cortados por la mitad
  • 8 langostinos pelados
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 2 hojas de laurel
  • Sal
  • Pimienta

PARA LA VINAGRETA DE PIÑONES

  • 100 ml de aceite de oliva
  • 50 g de piñones
  • 2 tomates (la pulpa cortada a dados)
  • Perejil picado

ELABORACIÓN

Quemar los pelos de los pies de cerdo. Introducirlos en una olla con agua y ponerla al fuego. Cuando empiece a hervir, apagar y retirar del fuego. Volver a lavar los pies con agua fría y llevarlos de nuevo a ebullición con agua limpia junto con las verduras. Cocinar durante 3 horas aproximadamente.

Deshuesar los pies cuando todavía estén tibios. Juntar las mitades y envolverlas con papel film haciendo un cilindro. Enfriar un mínimo de 2 horas en la nevera. Pasado este tiempo, cortar en rodajas y, después, dorarlas en una sartén por ambos lados. Saltear también los langostinos con un poco de aceite.

Para preparar la vinagreta de piñones, añadir todos los ingredientes en un bol y mezclarlos bien con unas varillas.

Con este aliño los pies de cerdo resultan más ligeros que si se preparan con salsa, por ejemplo, a la vizcaína o con tomate.

Chef Dani Lechuga

Finalmente, en el centro de cada plato poner las lonchas de pies de cerdo, napar con un poco de la vinagreta de piñones y añadir los langostinos salteados por encima.

Desde Sucarn agradecemos, como siempre, al chef Dani Lechuga la gentileza de compartir con nosotros esta receta, incluida en su libro La cocina de la carneDani Lechuga está actualmente al frente de los fogones de Bardeni-Caldeni, el Meatbar (Barcelona), su último proyecto gastronómico. Un restaurante con producto excelente ¡y un ambiente nada encorsetado!

 

Ir arriba